¿Por qué tanta espera para Artemis 2?

Como seguramente sepan, el aterrizaje de la cápsula Orión en el Océano Pacífico se produjo el 11 de diciembre y fue un éxito. Con esto, tanto los científicos como los técnicos del programa Artemis obtuvieron datos muy valiosos para comenzar a usarlos en la siguiente misión. Ahora bien, el lanzamiento no se producirá hasta 2024. Entonces, la pregunta es, ¿por qué tanta espera para Artemis 2 si todo ha ido bien en su predecesora?

Ahora la misión Artemis 1 está en boca de la sociedad. La gente ya está hablando en la siguiente fase del programa en un nuevo lanzamiento que será tripulado. A pesar de que no pisarán la Luna, sí que pasarán muy cerca de ella. Algunas de las preguntas que surgen es sobre la espera para Artemis 2 y que ponga rumbo a la Luna. Una de las respuestas está en que varias piezas empleadas en Artemis 1 serán reutilizadas en la siguiente misión. Esto implica que tendrán que someterse a nuevas pruebas para dar toda la fiabilidad a un viaje tripulado que viajará a las inmediaciones de la Luna y volverá a la Tierra.

¿De dónde viene la decisión de reutilizar materiales?

La decisión de la NASA de reutilizar parte de los componentes de vuelo de la cápsula Orion se tomó en 2017, donde la misión Artemis 1 todavía se conocía como Exploration Mission-1 (EM-1). Ahí se tomó la determinación de reutilizar las cajas de aviónica del módulo de tripulación de la cápsula. Este componente es considerado como el sistema nervioso de un vehículo de lanzamiento y de la nave espacial que transportan. Con esto ya se deja entrever que se trata de un elemento de vital importancia porque vinculan en un único dispositivo los dos sistemas: lanzador y sonda.

artemis 1
Imagen de la Tierra tomada el 11 de Diciembre par parte de la misión Artemis 1 || Créditos: NASA (Ampliar).

El cohete SLS Block 1B

Otro factor determinante es el lanzador de la misión Artemis 2. El encargado será un cohete SLS Block 1B. Se trata de una versión mejorada con respecto al SLS que lanzó la misión Artemis 1. Concretamente, la etapa de propulsión criogénica (ICPS) es más potente. El tiempo de espera para Artemis 2 se debía a la necesidad de actualizar la plataforma móvil de lanzamiento (MLP, por sus siglas en inglés) para adaptarla a un cohete más alto como es el SLS Block 1B, ya que es más alto. Sin embargo, no se esperaba que reutilizar piezas de la cápsula Orión afectase en gran medida al cronograma de preparación del lanzamiento.

Construcción de una nueva plataforma y la reutilización de la aviónica

En 2018 hubo un golpe de efecto. Parte de las asignaciones de fondos de la NASA fueron destinadas a acortar el tiempo entre los lanzamientos y que la espera para Artemis 2 fuese menor. Para ello se decidió crear desde cero una nueva plataforma de lanzamiento que soportase tanto los lanzamientos del SLS como lo del SLS Block 1B. Esto supuso que todas las miradas se posasen sobre la decisión de reutilizar la aviónica de la cápsula Orión.

sls
Lanzamiento del SLS el pasado 16 de noviembre desde el Complejo de Lanzamiento 39B en el Centro Espacial Kennedy || Créditos: NASA/Joel Kowsky (Ampliar).

Según un informe emitido en noviembre de 2022, la OIG (Office of Inspector General) de la NASA, se expone que la reutilización de la aviónica de la cápsula Orión es algo crítico. Se trata de algo que se debe asegurar al máximo, más si cabe por tratarse de una misión tripulada. El informe estima que asegurar la aviónica llevará unos 27 meses, algo que ya deja entrever la espera para Artemis 2.

La espera para Artemis 2 pasa por verificar Artemis 1

Con la misión Artemis 1 finalizada y Orión ya de vuelta, llega el turno de estudiar la sonda no solo para ver que todo ha llegado tal y como se esperaba, sino también para comprobar que todos los sistemas se han comportado según lo previsto. Muchos de los experimentos llevados a cabo a bordo de Artemis 1 se centraron en medir la exposición a la radiación en el interior de la cápsula. De ello se encargaron los maniquíes Helga y Zohar como parte del Matroshka AstroRad Radiation Experiment (MARE). Además, más de una decena de dosímetros tanto activos como pasivos estaban dispersos por el interior de la cápsula.

Todos estos sensores han sido necesarios porque la radiación en el espacio no solo tiene impactos en los sistemas de vuelo, sino también a nivel biológico. Por lo tanto, se están realizando grandes esfuerzos con el objetivo de diseñar una nave espacial que proteja a su tripulación y, por supuesto, velando porque todos los sistemas funcionen correctamente. También se están utilizando los resultados obtenidos a bordo de la ISS, donde se han estudiado los efectos de la microgravedad y la radiación sobre el cuerpo humano. Lo que ocurre es que en un viaje lunar la radiación recibida es mucho mayor que en órbita LEO (Low Earth Orbit), que es donde opera la ISS.

Artemis 2: diez días de misión

A diferencia de Artemis 1, la cápsula de la misión Artemis 2 no entrará en órbita lunar. La duración de la misión será de 10 días en contraposición de los 25 que duró la Artemis 1. En esta segunda misión del programa Artemis, lo primero será completar órbitas extendidas alrededor de la Tierra y desde ahí se hará una inyección de trayectoria lunar, sobrevolando nuestro satélite pero sin ralentizar la trayectoria por lo que no establecerá una órbita alrededor de nuestro satélite. A partir de ahí, retornará a la Tierra.

espera para Artemis 2
Infografía del viaje de la misión Artemis 2 || Créditos: NASA (Ampliar).

Los cuatro astronautas que volarán en la Artemis 2 pondrán a prueba el más que testado soporte vital. También simularán operaciones de proximidad de la etapa superior para preparar la separación del módulo que se llevará a cabo en la tercera de las misiones del programa. Todo esto se llevará a cabo a lo largo de un día trazando órbitas terrestres. Cuando la simulación se dé por finalizada se realizará la inyección translunar para llevar a cabo una maniobra de retorno libre. En total, 4,5 días de ida a la Luna y otros 4,5 días de vuelta más la maniobra de un día alrededor de la Tierra suman los diez días de misión.

La espera para Artemis 2 puede alargarse

Las estimaciones de la NASA sitúan el lanzamiento de Artemis 2 en algún momento de 2024, aunque nunca han descartado lanzarlo en 2025. Obviamente, prefieren lanzarlo lo antes posible. Sin embargo, suponiendo que todo vaya bien, el plazo estimado por la OIG es de 27 meses tras el aterrizaje de la misión Artemis 1. Esto situarían el lanzamiento en el primer cuarto de 2025. Por lo tanto, el deseo de la NASA de lanzarla en algún momento de 2024, no sea posible. La espera para Artemis 2 también afectará a la tercera misión del programa, que está programada para 2025 si se cumpliese el deseo de la NASA de lanzar en 2024. Siendo objetivos, incluso sabiendo que Artemis 3 no reutilizará componentes de su predecesora, es posible que se retrase hasta 2026.

Además, ya hemos visto los retrasos acumulados en la Artemis 1, por lo que también hay que tener en cuenta que los haya en las dos próximas misiones. Esperemos que, al menos eso, pueda salvarse y que se lancen en el primer intento siempre y cuando la seguridad sea máxima.

Referencias

  • After Artemis 1, it will take NASA 2 years to send astronauts to the moon. Why so long? Space.com (Ver).

2 Comentarios

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>