China prepara su ambicioso viaje a Marte

El verano de 2020 estará bastante agitado en lo que a Marte se refiere. Una cantidad inusual de misiones pondrán rumbo a nuestro planeta vecino: ¡Cuatro! De esta forma aprovecharán la ventana de lanzamiento, es decir, cuando tiene lugar la ocasión de viajar al Planeta Rojo empleando un mínimo de combustible y, por lo tanto, un viaje de costes mínimos. Es algo que se repite cada 26 meses y en esta ocasión la NASA, la alianza ESA-Roscosmos, la agencia espacial china CNSA y los Emiratos Árabes Unidos pondrán sus misiones en una órbita de transferencia hacia Marte.

Hoy les hablaré de la misión china en la que el país asiático enviará un orbitador (MGSO) y un rover (HX-1). Los objetivos de esta misión son ambiciosos: encontrar vida tanto actual como antigua y para ello evaluarán la superficie y el entorno ambiental del planeta. Lo harán buscando biofirmas. Además, producirán mapas topográficos marcianos, caracterizarán el suelo dándonos su composición y analizarán tanto el hielo de agua como la atmósfera. Algunas de sus características son las siguientes:

Mars Global Sensing Orbiter

Han transcendido pocos datos del orbitador. Lo que sí que sabemos son detalles de su carga instrumental. Destaca una cámara de alta resolución comparable a la HiRISE a bordo del MRO (Mars Reconnaissance Orbiter), un auténtico referente en fotografía marciana. Además, el orbitador chino incorpora una segunda cámara, ésta de resolución media. También consta de un radar subsuperficial, un espectrómetro de mineralogía, analizadores de partículas energéticas y un magnetómetro.

agencia espacial china
Representación artística del orbitador chino MGSO || Créditos: Xinhua.

Small Rover HX-1

Por otro lado, el rover rover funcionará con energía solar y pesa unos 240 Kg, casi el doble de la masa de los vehículos Yutu que China puso en la Luna como parte del programa Chang’e. A nivel instrumental incorpora un radar de perforación, una cámara multiespectro, un espectroscopio LIBS y varias herramientas para estudiar el clima y el campo magnético marciano.

agencia espacial china
Representación artística del rover HX-1 a punto de descender de su plataforma de aterrizaje || Créditos: Xinhua/CNSA.

Lugares de aterrizaje

Para el aterrizaje del rover de esta misión se han seleccionado dos zonas. Una de ellas es Chryse Planitia, cerca de los lugares donde aterrizaron la Viking 1 y la Pathfinder. La otra, es una zona que comprende Isidis Planitia y que se extiende hasta el borde occidental de la región de Elysium Mons, cerca de los aterrizajes del Curiosity y de la Viking 2.

lugares de aterrizaje
Posibles lugares de aterrizaje para el rover chino HX-1 || Créditos: CNSA.

Estos dos lugares han sido elegidos, además de por los objetivos científicos de la misión, por las restricciones de la ingeniería de vuelo que se utilizará en la maniobra EDL (Entry, Descent & Landing). Quieren asegurarse un buen aterrizaje a toda costa y por ello han elegido lugares seguros.

La Luna, Marte y China

A pesar de que China ya ha aterrizado en la Luna, hacerlo en Marte es otra historia. Los desafíos son mucho mayores. Para empezar, la presencia de una atmósfera es un arma de doble filo. Ayuda con el aerofrenado, cierto, pero a un precio muy alto: la cápsula se sobrecalienta por la fricción atmosférica y si no se controla adecuadamente, puede hacer que la misión fracase. Además, y debido a la lejanía, la maniobra EDL en Marte siempre se realiza de manera automática.

agencia espacial china
Representación artística de la maniobra EDL del rover chino HX-1 || Créditos: Xinhua.

Lo lógico sería que China lanzase esta misión con un cohete Long March 5, el más potente que el país asiático ha logrado echar a volar. Sin embargo, no se ha vuelto a utilizar desde que hubo un fallo en 2017. Veremos si finalmente utilizan éste, cambian de opción por otro menos potente pero más fiable, o incluso optan por alguna opción todavía desconocida, que viniendo de China tampoco me extrañaría.

China no será el primer asiático

Lo que China no podrá conseguir es ser el primer país asiático en viajar de forma exitosa a Marte. Ese honor lo tiene India cuando en 2014 logró poner el órbita su sonda MOM (Mars Orbiter Mission). Tampoco será el primer intento de los chinos por conquistar Marte. Ya lo intentó con la Yinghuo-1 a bordo del cohete ruso Zenit-2SB. Compartía lanzamiento con la también rusa Phobos-Grunt. Sin embargo, el cohete falló y no pudo abandonar la órbita terrestre.

El cráter Jezero y la región de Oxia Planum serán los sitios elegidos por los rover Mars 2020 de la NASA y Rosalind Franklin de la ESA-Roscosmos. Ahora falta por conocer cuál será el lugar elegido por esta misión asiática: Chryse Planitia o Isidis Planitia. Personalmente, apuesto por Chryse Planitia. Además, ¿se imaginan que el rover HX-1 aterriza cerca de alguna Viking y la fotografían? En eso si que serían los primeros: nunca nadie ha fotografiado un rover o lander desde la superficie. No lo descarten… Poco a poco iremos viendo más detalles de todas estas misiones. ¡Estén atentos!

Imagen de cabecera

  • Imagen de la superficie marciana donde el rover Curiosity descubrió materia orgánica || Créditos: NASA/GSFC (Fuente: NASA).

Referencias

  • Ben Blanchard, B & Liangping, G. (2016). «China shows first images of Mars rover, aims for 2020 mission». Reuters (Ver).
  • Jones, A. (2018). «China simulates Mars landing in preparation for 2020 mission». GB Times (Ver).
  • Jones, A. (2019). «China’s First Mars Spacecraft Undergoing Integration for 2020 Launch». Space.com (Ver).

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>