“Oppy”, te echaremos de menos

Ha llegado el momento de despedirnos del rover Opportunity de la NASA. Era algo que se veía venir y tras casi 15 años explorando la superficie de Marte tenemos que decirle adiós. El rover estaba diseñado para durar 90 días marcianos y recorrer unos 1.000 metros. Que haya durado tanto indica lo minuciosa que fue su construcción. Es por eso que “Oppy” superó ampliamente todas las expectativas en cuanto a resistencia, valor científico y longevidad.

Para que se hagan una idea superó su esperanza de vida en 60 veces y recorrió una distancia 45 veces superior a la prevista. Ahora, el rover reposa en las tierras marcianas de Perseverance Valley. No descarto, y esto es cosa mía, que a esta zona la renombren como Opportunity Valley porque hablar de este rover es, sin duda, hablar de una de las hazañas más exitosas y duraderas de la exploración interplanetaria.

“Ha sido el vehículo que mayor distancia ha recorrido en un cuerpo extraterrestre en la historia, 45,16 kilómetros, superando con creces los 39 kilómetros recorridos por el rover soviético Lunokhod 2 en la Luna”, señala para el periódico El Mundo Jorge Pla-García, científico del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) y colaborador de Astrométrico.

Spirit y Opportunity

Opportunity (MER-B) aterrizó en Meridiani Planum el 24 de enero de 2004 tras siete meses de viaje. Fue lanzado el 7 de julio de 2003 desde Cabo Cañaveral (Estados Unidos). El aterrizaje se produjo por el sistema de airbags, rebotando más de 20 veces antes de quedarse parado en la superficie marciana.

Su vehículo gemelo, Spirit (MER-A), aterrizó 20 días antes en el cráter Gusev, al otro lado de Marte. Desde el mismo día de su aterrizaje, el equipo de ingenieros, controladores y científicos de Opportunity colaboraron para superar los desafíos que se presentaban día a día. De esta forma el rover pudo visitar y analizar varios lugares de gran interés geológico.

El final de “Oppy”

Como saben, a causa del bloqueo solar provocado por la pasada tormenta global de polvo, “Oppy” dejó de comunicarse con la Tierra el pasado 10 de junio. Se han enviado más de mil comandos para intentar restablecer el contacto pero no ha habido respuesta. La transmisión final para intentar recuperar el rover fue enviada a través de la antena de 70 metros del Deep Space Complex de la NASA en Goldstone (Estados Unidos).

Oppy
Dos autorretratos del rover Opportunity tomados desde una posición cenital. A la izquierda (enero de 2014) se muestra cubierto de polvo. Sin embargo, a la derecha (marzo de 2014) se aprecia como el viento marciano limpió los paneles solares || Créditos: NASA/JPL-Caltech/Cornell University/Arizona State University (Ampliar).

La ausencia de respuesta puso fin a una estrategia de recuperación que ha durado ocho meses. “Hemos hecho todos los esfuerzos razonables para intentar recuperar Opportunity y hemos determinado que la probabilidad de recibir una señal es demasiado baja para continuar”, dijo John Callas, gerente del proyecto Mars Exploration Rover (MER) en el JPL (Jet Propulsion Laboratory).

Ahora comienza la leyenda

“Durante más de una década, Opportunity ha sido un icono en el campo de la exploración planetaria, mostrándonos que en un pasado remoto Marte fue un planeta húmedo y potencialmente habitable. Nos reveló paisajes marcianos desconocidos”, dijo Thomas Zurbuchen, director de la misión. Sin embargo los relevos de Opportunity ya están allí.

El rover Curiosity está explorando el cráter Gale desde hace más de seis años. Y aunque esta gran misión también está próxima a su fin, el lander InSight acaba de aterrizar y comenzará en breve su actividad científica. Y ahí no acaba la cosa. En 2020 se lanzarán dos nuevas misiones: los rover Mars2020 de la NASA y Rosalind Franklin de la ESA.

Y antes de seguir, unas breves curiosidades sobre “Oppy”:

Sabías que…

  • Estableció el récord de conducción durante un día en Marte. Fue el 20 de marzo de 2005 cuando recorrió 220 metros.
  • Envió más de 217.000 imágenes, incluyendo 15 panoramas a color de 360º.
  • En su lugar de aterrizaje encontró hematites, un mineral que se forma en el agua.
  • Encontró grandes indicios de la acción de aguas potables similares a las que podemos encontrar en algunos lagos de la Tierra.
Oppy
Créditos: NASA/JPL-Caltech (Ampliar).

El objetivo de “Oppy”

Todos estos años que el rover ha estado activo, los análisis científicos que ha ido realizando han estado al servicio del objetivo principal de la misión: buscar evidencias históricas del clima y el agua del Planeta Rojo en sitios donde las condiciones podrían haber sido favorables para la vida.

“Desde el primer momento, Opportunity realizó una búsqueda de pruebas relacionadas con el agua. Y cuando se combinaron los descubrimientos de Opportunity y Spirit, mostraron que el Marte del pasado era un lugar muy diferente al Marte del presente. Si observamos su pasado remoto, encontraremos evidencia convincentes de agua líquida tanto bajo tierra como en superficie”, dijo Steve Squyres, investigador principal de los rovers.

Agua, agua y más agua… ¡en Marte!

“Oppy” también fue el primer rover en identificar y caracterizar rocas sedimentarias en otro planeta. Las medidas de Opportunity indican que estas rocas se formaron en antiguas playas. Cuando el rover alcanzó el borde del cráter Endeavor, encontró vetas blancas del mineral de yeso, otro signo revelador de la presencia de agua que viajaba a través de fracturas subterráneas.

También es muy revelador el hallazgo de minerales de arcilla que se formaron en agua con un pH neutro, esto es ni demasiado ácida ni demasiado básica. Con todo esto, el cráter Endeavour es el lugar más favorable para albergar vida microbiana de todos los que ha estudiado. Todos los logros pueden verlos en este enlace.

Pequeñas esférulas en la superficie marciana cerca del cráter Fram fotografiadas por Opportunity en abril de 2004. La imagen mostrada corresponde con un largo de 3×3 cm. Son ejemplos de concreciones minerales ricas en hematites, proporcionando evidencias de un antiguo entorno acuoso || Créditos: NASA/JPL-Caltech/Cornell/USGS (Ampliar).

El tortuoso camino de “Oppy”

Sin embargo, conseguir todos esos logros no ha sido fácil. También ha tenido contratiempos. Mirad lo que tuvo que soportar en 2005: perdió la dirección de una de sus ruedas delanteras, un calentador atascado amenazó con limitar severamente la potencia disponible del vehículo y una duna casi lo atrapa. Dos años después, en 2007, una tormenta de polvo de dos meses puso en peligro al rover. En 2015, perdió el uso de su memoria flash de 256 MB. Y en 2017 perdió la dirección de su otra rueda delantera. Y esto solo es un pequeño ejemplo de todo lo que le ha ocurrido.

Cada vez que el rover se enfrentaba a un obstáculo, el equipo de “Oppy” en la Tierra implementaba una solución que permitía al rover reponerse. Sin embargo, la gran tormenta de polvo de 2018 resultó ser demasiado devastadora para el explorador de Marte más antiguo de la historia.

Una pequeña reflexión

Me gustaría destacar que gracias a los rover Opportunity y Spirit pudimos empezar a ver imágenes detalladas de Marte. Al principio eran imágenes sorprendentes. Un mundo inesperado que unas veces era similar al nuestro y otras no. Con el tiempo, nos fuimos acostumbrando a recibir estas imágenes de tal modo que era como si Marte se metiera en nuestras vidas.

Gracias a ellos, ahora tenemos un Marte que nos resulta familiar. Es más, la exploración planetaria es tal y como la conocemos actualmente gracias a los trabajos realizados por estos rover. De no ser por ellos, ni Curiosity, Mars2020, Rosalind Franklin y ni tan siquiera InSight habrían sido diseñados como lo están y serían muy distintos a lo que son.

Oppy
Rodadas del rover Opportunity tomadas el 4 de agosto de 2010 || Créditos: NASA/JPL-Caltech (Ampliar).

Y quiero terminar con las palabras de Michael Watkins, director del JPL: “Los registros, descubrimientos y pura tenacidad de este intrépido y pequeño rover es un testimonio del ingenio, la dedicación y la perseverancia de las personas que lo construyeron y lo guiaron”.

Imagen de portada

  • Autorretrato del rover Opportunity cuando se dirigía al cráter Endurance. La imagen fue tomada el 26 de junio de 2004, sol 180 del rover, una fecha que marca el logro del doble de duración de lo estimado inicialmente || Créditos: NASA/JPL (Ver imagen original).

Referencias

  • Agle, DC., Brown, D. & Wendel, J. (2019). “NASA’s Opportunity Rover Mission on Mars Comes to End”. NASA News (Ver).
  • Cook, J-R. (2019). “Six Things to Know About NASA’s Opportunity Mars Rover”. NASA News (Ver).
  • Guerrero, T. (2019). “La NASA da por perdido a su robot marciano Opportunity: no sobrevivió a la gran tormenta de polvo”. El Mundo (Ver).
  • Lutz, O. (2019). “Mars Rover Mission Comes to an End, But Science, Legacy Live on”. NASA Education (Ver).
  • Wall, M. (2019). “How NASA’s Opportunity Mars Rover Lived So Long”. Space.com (Ver).
  • Wall, M. (2019). “Mars Rover Opportunity Is Dead After Record-Breaking 15 Years on Red Planet”. Space.com (Ver).

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>