El crómlech toledano

¡Hoy les traigo un posible descubrimiento! Buenas noticias por lo tanto. Además, estas buenas noticias son todavía mejores para los castellanomanchegos como yo porque proceden de nuestra región. Se trata del hallazgo de un posible crómlech. Extraña palabra, ¿verdad? Vaya por delante que hace unos días yo no sabía lo que era, al menos bajo esa denominación. Ahora ya lo sé y me gustaría compartirlo con ustedes. Así que empecemos. Primero les diré qué son, cómo se construían y para que servían los crómlech para así luego, hablarles del posible descubrimiento.

Crómlech, ¿qué es eso?

Resulta que hace unos días, la arqueóloga Ángela Crespo, miembro del grupo Cota 667 se puso en contacto conmigo a través del equipo de Ciencia a la Carta. Me dijo que estaba detrás de un posible crómlech, me fue contando lo que habían encontrado y poco a poco fui haciéndome a la idea de lo que significaba esa palabra de la que no había oído hablar en mi vida. Cuando me enviaron algunas imágenes y planos, me quedó totalmente claro.

La palabra crómlech procede del galés y se compone de los vocablos crwm (piedra plana) y lech (curva o curvado). Por lo tanto, crwmlech se define como piedra o piedras planas colocadas en curva. Con esto, los crómlech son una serie de menhires colocados en disposición circular u ovalada. Si están pensando en Stonehenge como un ejemplo de crómlech, están en lo cierto.

Los crómlech conocidos datan de hace unos 4.000 años. Por ejemplo, la parte principal de Stonehenge se piensa que comenzó a construirse hace unos 4.500 años en una obra que duró unos 50 años. Y eso, como les digo, solo la parte principal. La construcción completa pudo durar varias generaciones. Allí se han encontrado las cenizas de cuerpos que vivieron entre el 3180-2965 AC y el 2565-2380 AC (Snoeck, 2018). Esto indica que al menos Stonehenge tenía un propósito funerario.

Viaje a los Montes de Toledo

Viajemos ahora desde Stonehenge, en las inmediaciones de Amesbury (Inglaterra), hasta la provincia de Toledo. Concretamente viajaremos a la localidad de Totanés, lugar donde se encuentra este posible crómlech. Cuando me hablaron del hallazgo, les dije que lo primero que haría sería comprobar si esta formación cumplía con alguna alineación astronómica. No puedo contarles mucho más ya que la información todavía está reservada, aunque conforme pueda hacer públicos ciertos datos, no duden que serán de los primeros en conocerlos.

crómlech

Imagen del posible crómlech descubierto en Totanés (Toledo) || Créditos: Cota 667.

Lo que sí que les puedo adelantar es que las rocas del posible crómlech tienen una disposición tal que es altamente improbable que hayan llegado a esos lugares de manera natural, por lo que, bajo mi punto de vista, se trataría de una construcción hecha por el hombre, tal y como ya intuía desde que era niño el actual alcalde de Totanés, Ildefonso Gutiérrez.

Medir el tiempo con el crómlech

Suponiendo que sea una construcción hecha por el hombre, hasta que no se realicen las primeras excavaciones resultará muy complicado saber su antigüedad. Lo que sí se podría saber es su uso. “Como no había calendario, la manera era controlar las estaciones en base al sol, por dónde se ponía, por dónde salía, cuáles eran sus movimientos máximos y mínimos“, expliqué en La Tribuna de Toledo (Martínez, 2018-2).

Esto les permitiría saber cuándo comenzaría la época de siembra, la época cálida, de lluvias o el período de menores temperaturas del año. Conocer esos momentos del año resultarían fundamentales para una población que ha abandonado el nomadismo para asentarse durante generaciones en un lugar. Comprender la periodicidad de la climatología de una zona es fundamental para dominar la agricultura. ¿Ven la importancia de estas construcciones? Además, hay indicios de antiguos ríos y arroyos en la zona, algo fundamental para obtener recursos.

El equinoccio de otoño

¿Quieren ver el posible crómlech? Pueden hacerlo ya que el próximo domingo, 23 de septiembre, se llevará a cabo una actividad en Totanés. El punto de encuentro será la plaza de la Concepción a las 19:30 (se ruega puntualidad). Desde ahí, los asistentes se dirigirán al lugar donde se encuentra este posible crómlech para llevar a cabo estas actividades:

  • 20:00 – Bienvenida a cargo de Elena Gutiérrez, concejala de Cultura de Totanés.
  • 20:15 – “¿Qué hace un círculo de piedras como tú en un sitio como este?”, por Juan Pereira, profesor de la UCLM y miembro de Cota 667.
  • 20:30 – “¿Todo el campo es tomillo?”, por Enrique García, doctor internacional en Medioambiente.
  • 21:00 – “¡Cielos! ¡Mira arriba!”, por Antonio Pérez-Verde, un servidor.
  • 21:30 – Pasando de paleodietas.

crómlechAsí que, si quieren ver este posible monumento megalítico y ver explicaciones in situ, y resolver tus dudas, no duden en asistir. ¡Allí estaremos!

Referencias

  • Cebrián, S. (2018). “El fenómeno megalítico de Totanés”. Cadena SER (Ver).
  • Martínez, A. (2018-1). “Totanés busca su Crómlech”. La Tribuna de Toledo (Ver).
  • Martínez, A. (2018-2). “¿Un reloj?”. La Tribuna de Toledo (Ver).
  • Martínez, A. (2018-3). “Totanés hace miles de años”. La Tribuna de Toledo (Ver).
  • McKie, R. (2017). “What did neolithic workers eat after a hard day at Stonehenge? Sweet pork and rich cheese”. The Guardian (Ver).
  • Snoeck, C. et al (2018). “Strontium isotope analysis on cremated human remains from Stonehenge support links with west Wales”. Nature – Scientific Reports, 8:10790. DOI: 10.1038/s41598-018-28969-8 (Ver).

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*