Metano y Marte: llegan grandes noticias

El metano en Marte siempre despierta el interés de los científicos desde que fue detectado hace casi 20 años. Y no es para menos ya que tiene gran importancia desde un punto de vista astrobiológico. ¿Por qué? En nuestro planeta, la mayor parte de este gas tiene un origen biológico. Hablar de metano en Marte es hablar de la posibilidad de que pudiera haber actividad biológica actual o pasada.

Les cuento esto porque, con un poco de suerte, mañana alguna portada de algún periódico tendrá una pequeña foto -en el mejor de los casos- de Marte o del rover Curiosity. Se debe a que un equipo de científicos entre los que están varios investigadores de mi querido Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) y entre ellos, mi buen amigo y colaborador de Astrométrico Jorge Pla-García.

Medidas de metano con variación estacional

Atentos porque la investigación, que ha sido publicada en la revista Science (Webster, 2018), no tiene desperdicio. Resulta que durante cinco años el rover Curiosity ha tomado medidas del metano atmosférico en el cráter Gale mediante el instrumento TLS (Tunable Laser Spectrometer). Resulta que estos niveles presentan una fuerte y repetida variabilidad estacional, mucho mayor que la prevista según los modelos actuales. Esto apunta a una serie de procesos, desconocidos, que están ocurriendo hoy en día en el Planeta Rojo.

Se trata de la primera vez que se detecta un ciclo de metano dependiente de la posición de Marte con respecto al Sol. Les muestro unos sencillos datos que así lo corroboran. La concentración promedio de metano detectada por TLS-SAM en la atmósfera es de unas 0,4 ppb (partes por mil millones). Sin embargo, la variabilidad observada presenta una fuerte y repetida variabilidad estacional que oscila entre 0,3 y 0,7 ppb. Los valores mínimos se alcanzan en los solsticios. Por otro lado, los máximos ocurren poco antes del equinoccio de primavera del hemisferio sur, donde se encuentra el cráter Gale.

metano y marte

El rover Curiosity en un autorretrato reciente || Créditos: NASA/JPL-Caltech.

“Después de más de cinco años de operación en la superficie de Marte encontramos pequeñas concentraciones de metano siempre que medimos. Y aún más sorprendente es que su variación anual tenga cierta relación con algunas variables atmosféricas, sugiriendo que existe un proceso físico-químico activo en la actualidad, que no ha sido descrito hasta la fecha”, explica Mª Paz Zorzano, del Centro de Astrobiología.

Origen biológico Vs Origen geoquímico

En declaraciones a CMMedia (Pérez-Verde, 2018), Jorge Pla-García, nos da su opinión sobre cuál puede ser el origen del metano marciano. “Algunos astrobiólogos defienden que, si el metano fuera liberado por microorganismos metanógenos se debería apreciar una variación a lo largo del año marciano, ya que la actividad biológica tiene un comportamiento estacional. Desde nuestro punto de vista, una explicación no biológica es más plausible, pero se necesitaremos más investigaciones para corroborarlo”.

Para dar más validez a los datos obtenidos, se han cruzado con los aportados por la estación medioambiental REMS. Este instrumento es la colaboración española en el rover Curiosity. REMS ofrece datos coherentes con las detecciones de metano llevadas a cabo por TLS-SAM. Apoyando la versión “no biológica” de Jorge, otro investigador del Centro de Astrobiología, Daniel Viúdez, cree que la clave puede estar en los clatratos. Se trata de unas partículas que son capaces de retener moléculas, por ejemplo de metano.

Metano en los clatratos

“Hace millones de años, grandes cantidades de metano quedarían atrapadas en el subsuelo bajo ciertas condiciones, en unos compuestos químicos llamados clatratos que, con el cambio a las condiciones presentes de Marte, se habrían vuelto inestables, y estarían liberando lentamente el metano atrapado en el pasado”, explica Viúdez.

Ahora que el TGO (Trace Gas Orbiter) de la ESA ya ha comenzado su actividad científica, es de esperar que arroje cierta luz sobre ese mecanismo marciano que es capaz de provocar esas variaciones en el metano atmosférico. Pese a todo, es poco probable que esta sonda nos diga la procedencia: bioquímica o geoquímica. Seguiremos por tanto con la duda…

Imagen de cabecera

  • Zona de Wdowiak Ridge fotografiada por el rover Opportunity en 2014 || Créditos: NASA/JPL-Caltech/Cornell Univ./Arizona State Univ. (imagen original).

Referencias

  • Pérez-Verde, A. (2018). “Jorge Pla-García: “De la noche a la mañana me vi envuelto en cuatro proyectos de NASA al Planeta Rojo”. CMMedia (Ver).
  • Webster, C.R. et al (2018). “Background Levels of Methane in Mars’ Atmosphere Show Strong Seasonal Variations”. Science, 360, Iss. 6393, p.1093-1096. DOI: 10.1126/science.aaq0131 (Ver).

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*