Llega el fin del mundo… ¡Y yo con estos pelos!

Y yo sin saberlo. Me acabo de enterar que el próximo día 23 de abril se acaba el mundo, ¡otra vez! ¿Cuántas van ya? Una, dos, tres… ¿Catorce? No hace falta tener un máster (jeje) para darse cuenta de que eso no son más que disparates. Al menos podrían haber elegido otra fecha que no fuese el Día Internacional del Libro. Debe ser que a los promotores de este nuevo fin del mundo no les gusta demasiado leer. Algo que, por otro lado, tiene mucho sentido.

¿Tienen curiosidad por saber cómo será esta vez? ¿Un ataque alienígena? ¿Un meteorito? ¿Se acabará Internet? No… Algo mucho más tontuno: Nibiru, Planeta X para los amigos, impactará contra nuestro planeta. Sí, Nibiru, ese planeta que tiene lo mismo de peligroso que de real. Así que, pueden estar tranquilos.

La interpretación de los Nibirubers

¿De dónde viene todo esto? Parece ser que surge de una interpretación que han hecho los Nibirubers del Libro del Apocalipsis, capítulo 12, versículos 1 y 2:

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento”.

Y yo me pregunto… ¿Por qué los Nibirubers no han citado también los versículos 3 y 4? La cosa se pone mucho más interesante. Lean, lean:

“También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.”

Soy una persona que suele mirar mucho al cielo. He visto soles, lunas, estrellas y dragones (en forma de constelación, no piensen cosas raras…). Sin embargo, solo se me ocurre un sitio donde podría ver en la misma escena a una mujer vestida de sol y un dragón escarlata: la cabalgata de las fiestas de agosto de mi pueblo. Les invito a que vayan. Tomen nota: Casas Ibáñez (Albacete), del 23 al 28 de agosto.

¿Cree usted en el fin del mundo?

Con esto, aún habrá gente que crea que hay cierta posibilidad de fin del mundo. Si conocen a alguien, por favor, háganle llegar este texto. Incluso les propongo una pregunta que deben hacerle: ¿no creen que si el próximo lunes impactase contra nosotros un planeta, ya lo habríamos visto? Les puedo confesar que lo he buscado y todavía no lo he localizado. Así que el tal Nibiru no existe salvo que se desplace a una velocidad hiperlumínica como la Estrella de la Muerte, aparezca en el último momento y… ¡Rayo destructor!

fin del mundo

Recreación apocalíptica de lo que sería el fin del mundo || Fuente: SputnikNews.

Si a pesar de todo siguen creyendo en el fin del mundo del lunes que viene, están en su derecho. Faltaría más. Pero tengan cuidado. Tengan cuidado porque si hacen una Fiesta del Fin del Mundo en plan “sexo, drogas y rock & roll”, se gastan sus ahorros en cualquier sinsentido o deciden decirle todas las lindezas que se les ocurran a su jefe, repito: tengan mucho cuidado porque cuando se despierten el día 24, el mundo seguirá estando ahí.

Imagen de cabecera

  • No, el fin del mundo no será el 23 de abril debido a Nibiru (que no existe). Fuente: Space.com.

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*