El mejor exoplaneta donde buscar vida extraterrestre

Estamos en racha. En primer lugar, asistimos al descubrimiento de un sistema solar con siete planetas -tres de ellos habitables- llamado TRAPPIST-1 (Gillon, 2017). Después descubrimos que en Encélado se dan unas condiciones muy favorables para la aparición y sustentación de vida (Waite, 2017). Y hoy, tenemos la noticia del hallazgo de un exoplaneta que se posicionaría como el mejor candidato donde buscar vida (Dittmann, 2017). Interesante, ¿verdad? El exoplaneta en cuestión se llama LHS 1140b y está situado a unos 40 años luz en dirección a la constelación de Cetus. ¿Qué es lo que hace que sea tan especial? Fundamentalmente por lo que les comentaré a continuación.

Un exoplaneta rocoso

El exoplaneta LHS 1140b está catalogado como un tipo super-Tierra. Esto es así porque su diámetro es 1,4 veces el de nuestro planeta. Sin embargo, su densidad es mucho mayor ya que su masa equivalente a unas siete veces la de la Tierra. En cuanto a edad, se estima en 5.000 millones de años. Si les parece viejo, ¡sepan que tiene una edad muy similar a la de nuestro planeta! Dado su gran tamaño, se cree que este exoplaneta pudo albergar grandes océanos de magma en su época más temprana. Y fue el posible magma al separarse en lava y vapor lo que pudo haber favorecido la aparición de una atmósfera.

Carta celeste que muestra con un circulo rojo la ubicación del sistema donde se encuentra el exoplaneta LHS 1140b || Créditos: ESO/IAU and Sky & Telescope (ampliar imagen).

El exoplaneta fue descubierto en la instalación MEarth que detectó pequeños cambios en el brillo de la estrella LHS 1140. Estos cambios sugirieron la presencia de un exoplaneta en tránsito. Para confirmar la existencia de este exoplaneta, Jason Dittmann, científico del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (Estados Unidos), analizó la estrella con el instrumento HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher), el mejor buscador de exoplanetas basado en tierra. Sin duda, buena elección para continuar investigando el planeta. Tras los datos obtenidos se confirmó la presencia del exoplaneta, ayudando además a establecer el periodo orbital, la masa y la densidad de LHS 1140b.

Tras los datos obtenidos con HARPS se dedujo además algo muy importante, y es que este exoplaneta está orbitando a su estrella en la zona de habitabilidad. Y como comprenderán, esto lo convierte en un objeto interesante. Pero todavía hay más.

Una  estrella enana roja tranquila

La estrella a la que orbita el exoplaneta es una enana roja. Como ya les conté en un texto anterior, este tipo de estrellas suelen tener unas llamaradas lo suficientemente intensas como para arrancar la atmósfera de los planetas más cercanos. Al menos esto es así en los primeros estadios de la fase de enana roja (Airapetian, 2017). Sin embargo, esta estrella que hoy nos atañe ya habría pasado esa fase y se encontraría en una etapa de tranquilidad. Además, se estima que cuando el posible magma se vaporizó según les he indicado más arriba, la estrella estaría entrando en la fase actual de estabilidad, poniendo a salvo parte de su posible atmósfera.

Tránsito de LHS 1140b

Representación del exoplaneta LHS 1140b inciando el tránsito frente a su estrella || Créditos: M. Weiss/CfA (ampliar imagen).

La zona habitable de esta estrella está situada mucho más próxima en comparación con la del Sol. Esto es así porque la estrella emite mucha menos energía. Con lo cual, para que el exoplaneta esté en esta zona debe estar mucho más cerca de su estrella que la Tierra del Sol. Y efectivamente, LHS 1140b lo está: nada más y nada menos que diez veces más cerca. A pesar de la cercanía, la estrella es muy débil, tanto que el exoplaneta solo recibe la mitad de luz que nuestro planeta.

¿Habrá vida en LHS 1140b?

En primer lugar, la posible presencia de una atmósfera unido a que LHS 1140b está inmerso en la zona de habitabilidad, implica que podría haber agua en estado líquido, que es un factor fundamental para la vida tal y como la conocemos. Por otro lado, la estrella le proporcionaría la energía necesaria para iniciar y mantener los procesos vitales. Y a esta energía además se le podría unir energía emitida por el propio planeta en forma de calor, tormentas, e incluso producida por reacciones químicas.

LHS 1140b es un exoplaneta que podría albergar vida

Representación artistica del exoplaneta LHS 1140b con su estrella enana roja al fondo || Créditos: ESO/spaceengine.org (ampliar imagen).

“Es el exoplaneta más interesante que he visto en la última década. Es el objetivo perfecto para llevar a cabo una de las misiones más grandes de la ciencia: buscar evidencias de vida más allá de la Tierra”, afirma Dittmann. Solo nos falta saber si están presentes los elementos químicos fundamentales para la vida tal y como la conocemos. A saber: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fosforo y azufre, el famoso CHONPS. Para esto es clave que se confirme la presencia de una atmósfera, y de tenerla, proceder a su análisis. Para ello necesitaremos poner en funcionamiento el JWST (James Webb Space Telescope) o el ELT (Extremely Large Telescope). Esto será en 2018 y 2024, respectivamente, según fechas estimadas por la NASA y el ESO (Observatorio Europeo Austral).

Pero hasta que eso llegue, el telescopio espacial Hubble apuntará a esa estrella para determinar la cantidad de radiación de alta energía que incide sobre LHS 1140b. De esta forma sabremos la capacidad que tiene el exoplaneta para albergar vida. Y por todo esto que les he contado es por lo que el exoplaneta LHS 1140b es uno de los mejores candidatos, si no el mejor, para buscar formas de vida extraterrestres. Que sean inteligentes o no, ya es otra historia…

Referencias:

– Airapetian, V.S. et al (2017). “How Hospitable Are Space Weather Affected Habitable Zones? The Role of Ion Escape”. The Astrophysical Journal Letters, 836 – 1. DOI: 10.3847/2041-8213/836/1/L3 (Ver).
– Dittmann, J.A. et al (2017). “A temperate rocky super-Earth transiting a nearby cool star”. Nature, DOI: 10.1038/nature22055 (Ver).
– Gillon, M. et al (2017). “Temperate Earth-sized planets transiting a nearby ultracool dwarf star”. Nature 533, 221 – 224. DOI:10.1038/nature17448 (Ver).

– Waite, J.H. et al (2017). “Cassini finds molecular hydrogen in the Enceladus plume: Evidence for hydrothermal processes”. Science, vol. 356, Iss. 6334, pp. 155-159. DOI: 10.1126/science.aai8703 (Ver).
– Newly Discovered Exoplanet May be Best Candidate in Search for Signs of Life (Ver).
– Un nuevo exoplaneta recién descubierto podría ser el mejor candidato para la búsqueda de señales de vida. (Ver).

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*