El ‘Top 5’ de 2016 en el espacio

En 2016 hubo grandes hallazgos que nos ayudan día a día a comprender mejor el universo que nos rodea y, bajo mi punto de vista, este es mi particular ‘Top 5’:

5) Nueva zona de trabajo para Curiosity

El rover, que sigue explorando Marte con la satisfacción de haber cumplido sobradamente la misión que se le encomendó, inició en octubre una segunda fase que desarrollará en la colina Murray Butte, formada por acción directa del agua.

Ya nos ha confirmado que muchos de los minerales de esta formación fueron creados por procesos de hidratación. Además, la reciente detección de boro nos indica la presencia de aguas con temperaturas entre 0 y 60º C con unos pH neutro-alcalinos, características que se dan en la Tierra en lugares donde la vida no tiene mayor problema para desarrollarse.

4) Fin de la misión Rosetta

El 30 de octubre fue el día en el que la misión Rosetta llegó a su fin. Fue pionera al lograr descender un módulo de manera controlada en la superficie de un cometa, el impronunciable 67P/Churyumov-Gerasimenko, desde donde el lander Philae consiguió enviarnos imágenes tomadas desde la superficie.

La ESA decidió descender a Rosetta para poner fin a la misión, y así, tanto Philae como su nave nodriza cabalgan juntos de nuevo, ahora a lomos del cometa.

Europa-moon_reduced

Europa, el satélite de Júpiter fotografiado por la sonda Galileo en 1997 || Créditos: NASA/JPL/DLR.

3) Solucionando el dilema del metano marciano

Debido a que Marte no tiene una gran atmósfera, los rayos solares destruyen el metano y, sin embargo, los niveles se mantienen constantes. En la Tierra, el metano se origina de manera geoquímica y biológica pero, si Marte está geológicamente muerto y no se han hallado rastros de vida, ¿por qué los niveles de metano no se ven alterados?

Para dar respuesta a esa pregunta tenemos a la sonda Trace Gas Orbiter (TGO) de la ESA y Roscosmos, que llegó a Marte el pasado 19 de octubre para analizar el metano atmosférico marciano y sacarnos de dudas.

2) Los marcianos debieron ser muy ‘salaos’

En marzo, un estudio aseguraba que la vida en Marte pudo haber existido en ambientes mucho más salados de lo que se pensaba ya que tras analizar microorganismos terrestres que se desecaban cuando se encontraban en ambientes hipersalinos, volvían a renacer tras rehidratarse.

En algunas zonas marcianas se han detectado indicios de agua pasada con una gran concentración en sales. Entonces, si en la Tierra aparece vida en esas condiciones, de haberla habido en Marte hubieran sido microorganismos adaptados a un alto nivel de salinidad.

1) El océano subterráneo de Europa

A finales de septiembre, la NASA anunció que el telescopio espacial Hubble observó géiseres en Europa, satélite de Júpiter, que confirmarían de manera directa la presencia de un océano subterráneo.

No es el primer océano que se detecta con estas características, ya que la sonda Cassini detectó lo propio en Encélado, satélite de Saturno, aumentando su potencial de habitabilidad. ¿Será el satélite Europa más habitable de lo que nos creemos?

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*