TGO y meteoritos marcianos

Hoy toca abrocharse el Cinturón de Orión porque en mi colaboración con este programa de radio San Vicente hoy les hablaré del TGO (Trace Gas Orbiter), el orbitador de la misión ExoMars que ya orbita a Marte. También les hablaré del meteorito que Curiosity ha encontrado en el Planeta Rojo.

Recuerden que el TGO fue lanzado el pasado 14 de marzo y que se insertó correctamente en órbita marciana el 19 de octubre. Parte de esa misión consistía en aterrizar el módulo Schiaparelli o EDM (Entry, Descent and demonstrator landing Module) en la superficie de Marte. Un error de timing unido a un mal funcionamiento en los retrocohetes provocó que la sonda se estrellase.

La misión del TGO

Fundamentalmente, el TGO se encargará de analizar el metano atmosférico de Marte. Como muchos de ustedes sabrán, el metano es un compuesto orgánico que puede generarse tanto geoquímicamente como biológicamente y que la radiación solar lo degenera.

Suponiendo que Marte sea un planeta geológicamente muerto y sin vida, el metano marciano debería reducirse paulatinamente. Pero no: se mantiene constante. ¿Su origen es biológico? ¿O por el contrario es geoquímico? Dar una respuesta a cualquiera de las dos preguntas sería maravilloso.

tgo

El meteorito del Curiosity

Y como les comentaba más arriba, el rover Curiosity encontró el pasado 27 de octubre un meteorito típico de hierro-níquel con trazas de fósforo en el Monte Sharp, concretamente en la formación de Murray. El tamaño de este objeto es aproximado al de una pelota de golf y cómo no, ya se le ha bautizado: Egg Rock.

Aunque ya se han encontrado meteoritos de este tipo en Marte, Egg Rock ha sido el primero en ser examinado con un espectrómetro láser. En este caso, el instrumento utilizado ha sido el ChemCam (Chemistry & Camera) del rover.

Estos meteoritos son la parte más interna de un asteroide que tras la fricción atmosférica se pulveriza, quedando únicamente el núcleo. Éste se derrite debido a las altas temperaturas de reentrada y por eso adquiere esas formas tan peculiares y redondeadas. Con ellos se puede saber cómo afecta el medioambiente marciano a estos meteoritos y comparar los efectos con los vistos en la Tierra.

curiosity

El meteorito “Egg Rock” encontrado por el rover Curiosity. Se pueden apreciar los 5 puntos como consecuencia del análisis láser de ChemCam. Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS (imagen original).

Curiosity, en buen estado

Por otro lado, el rover sigue en buen estado para continuar sus investigaciones a pesar de haber trabajado más del doble de lo planeado, que originalmente eran unos 23 meses. Aunque dos de sus diez instrumentos ya están mostrando signos de funcionamiento reducido.

Uno de ellos es el REMS (Rover Environmental Monitoring Station) proporcionado por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), donde los sensores de viento ya no funcionan al 100%.

El otro instrumento que muestra signos de fatiga es el DAN (Dynamic Albedo of Neutrons), el cual genera neutrones para detectar moléculas de agua y denota que funciona con un voltaje más bajo de lo habitual. Aun así, la detección de agua podría realizarse mediante su modo pasivo.

De todos modos, el rover aún tiene cuerda para rato y todavía tiene la capacidad de hacernos llegar grandes descubrimientos.

El Cinturón de Orión se emite todos los martes de 20:00 a 21:00 (hora peninsular española) en el dial de radio San Vicente (95.2 FM) y está presentado por Manuel Rodríguez de Viguri. Si están fuera de la provincia de Alicante y limítrofes también podrán escucharlo online y en diferido en el podcast del programa.

Referencias

  • ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO). (Ver).
  • Curiosity Mars Rover Checks Odd-looking Iron Meteorite. (Ver).

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*