Una aventura llamada Principia

Todo comenzó la mañana del 31 de octubre de 2014. Iba camino del trabajo y vi en Twitter que varios amigos estaban publicando sobre un algo llamado “SciFest”; resultó ser un evento de divulgación organizado desde la recién creada plataforma Principia y fue mayúscula mi sorpresa cuando vi que se celebraría en el Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha, ese lugar que conozco palmo a palmo, ¡y yo sin enterarme!

Vi las fechas. Faltaban 15 días: 14 y 15 de noviembre. Iba muy justo porque no me conformaba con asistir. Quería dar una charla en aquel evento porque aquel lugar fue el que me vio nacer en el mundo de la divulgación: allí fue mi primera charla, en 2007. “El túmulo de Newgrange” se llamaba. Desde entonces he dado más de 50 charlas y todavía no había vuelto a pisar aquel escenario.

principia_reducedEl objetivo estaba claro: dar la charla. Comencé por inscribirme como asistente y seguidamente comencé a hablar del SciFest en Twitter mencionando a los organizadores. Surtió efecto: aquella misma tarde Enrique Royuela, uno de los que organizaba el evento se puso en contacto conmigo: “Hola Antonio, ¿qué te parecería colaborar en Principia?” Lógicamente dije que sí. La web de Principia me sorprendió y sería un placer colaborar con ellos. Por supuesto, el objetivo de dar la charla seguía en mi cabeza.

Días más tarde habíamos estado hablando de mi colaboración, cerrando flecos y conociendo los entresijos de Principia. Y dos días antes del comienzo del evento, recibí un correo de Enrique Royuela: “Antonio, ¿te apetecería dar una charla en el SciFest?” Mi afirmación vino acompañada del título de la charla: “Rosetta y el sueño de conquistar un cometa”, porque resulta que ese día, 12 de noviembre, el módulo Philae se desprendió de Rosetta para posarse en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Rosetta_reduced

Primera diapositiva de la charla “Rosetta y el sueño de conquistar un cometa” (El resto de diapositivas puedes verlas aquí).

Casualmente, las baterías de Philae se agotaron minutos antes de que diera mi charla en la mañana del día 15, y recuerdo que ya en el salón de actos estaba dándole los últimos retoques. Finalmente, me volví a subir a aquel escenario. Objetivo cumplido. Luego vinieron las colaboraciones con Principia, el nacimiento de Principia Magazine y Principia Kids, el Premio Bitácoras al mejor blog de Arte y Cultura, la final de los Premios 20Blogs al mejor blog de Innovación, Ciencia y Tecnología

(Si no puedes ver el vídeo, haz clic aquí)

Principia se ha convertido en un proyecto al que le tengo mucho cariño. Somos muchos los que participamos y nos hemos convertido en una gran familia que en cuanto tenemos ocasión, nos vemos para charlar un poco de ciencia y un mucho de todo lo demás. Somos un gran equipo. Ya tengo claro el próximo objetivo: presentar Principia en el pueblo, porque ya se ha presentado en Madrid, en Valencia, en Zaragoza, en Zamora… Y Casas Ibáñez no puede ser menos.

gentePrincipia_reduced

Algunos de la gente que componemos Principia, a la salida del Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha tras concluir el SciFest (imagen ampliada).

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*