Una historia de gatitos y cometas

Hoy voy a hablarles de algo que siempre triunfa en la red: los gatitos. También les hablaré de unos objetos cuyas imágenes son de lo más buscado en internet: los cometas. ¿Y qué tienen en común los gatitos con los cometas? Ahora lo verán.

Empecemos por esos adorables felinos que de vez en cuando viralizan el mundo con alguna foto graciosa. Si conocen el mundo gatuno, tal vez les suene la raza manx: son tranquilos, sociables y de un comportamiento ejemplar, aunque su rasgo más característico es que no tienen cola, y no porque se la hayan cortado, sino que nacen sin ella.

manx_cat_reduced

Imagen de un gato manx. Fuente: Wikipets.

En cuanto a los cometas, en este caso les tengo que llevar 4.500 millones de años atrás, a la época de formación de los planetas rocosos de nuestro sistema solar. En aquella época, uno de los fragmentos que pudo formar parte de algún planeta fue expulsado a la Nube de Oort y allí orbitó al Sol durante varios miles de millones de años hasta que su órbita se inestabilizó y se vio impulsado hacia el Sol.

Volvamos a un tiempo más cercano: 2014. En ese viaje hacia nuestra estrella, el fragmento fue detectado por los rastreadores de cometas de Pan-STARRS1 cuando estaba a unos 300 millones de kilómetros y lo bautizaron con el nombre de C/2014 S3 (PANSTARRS). Rápidamente llamó la atención de los científicos porque era un cometa inusual: carecía de la característica cabellera que tienen la mayor parte de los cometas cuando se acercan al Sol.

Observations with ESO’s Very Large Telescope, and the Canada France Hawai`i Telescope, show that C/2014 S3 (PANSTARRS) is the first object to be discovered that is on a long-period cometary orbit, but that has the characteristics of a pristine inner Solar System asteroid. It may provide important clues about how the Solar System formed. This diagram shows the probable history of this object in both the inner and outer Solar System over a period of more than four billion years.The majority of this time was spent in the cold outskirts, in the Oort Cloud.

Trayectoria del cometa C/2014 S3 (PANSTARRS) desde que fue expulsado de la Nube de Oort hasta que fue detectado por el equipo de PANSTARRS1. Créditos: ESO/L. Calçada.

Observaciones espectrográficas de la luz reflejada por el cometa fueron realizadas con el VLT (Very Large Telescope) y con el CFHT (Canada-Frace-Hawaii Telescope) y tras analizar los datos todo apuntó a que se trataba de un asteroide. Y ahora llega lo verdaderamente interesante porque, al igual que Yuka, aquel mamut de hace 39.000 años que apareció congelado en Siberia, el cometa C/2014 S3 (PANSTARRS) apenas ha sufrido procesamiento de sus materiales ya que ha permanecido profundamente congelado durante muchísimo tiempo.

Artist's impression of the unique object C/2014 S3 (PANSTARRS). Observations with ESO’s Very Large Telescope, and the Canada France Hawai`i Telescope, show that this is the first object to be discovered that is on a long-period cometary orbit, but that has the characteristics of a pristine inner Solar System asteroid. It may provide important clues about how the Solar System formed. Because the object has spent most of its life away from the inner Solar System it suffered very few collisions, and its surface displays few or no craters. As it formed in the same region as the Earth did, it is mostly rocky, and therefore has only very limited cometary activity.

Representación artística del cometa C/2014 S3 (PANSTARRS). Créditos: ESO/M. Kornmesser.

“Ya sabíamos de la existencia de muchos asteroides, pero todos han sido ‘cocinados’ por el calor y la cercanía del Sol durante miles de millones de años, por lo que este es el primer asteroide ‘en crudo’ que hemos podido observar”, explica Karen Meech del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawaii (Estados Unidos) y autora principal del artículo que hoy expone la investigación (K. Meech et al, 2016, SciAdv V2 N4). Por lo tanto tenemos un cuerpo intacto de la época de la formación planetaria de nuestro sistema solar, y analizándolo podremos extraer nuevas pistas que nos detallen todavía más cómo son los procesos de formación de planetas rocosos.

¿Y dónde quedan los gatitos? Como han podido leer, una de las particularidades del C/2014 S3 (PANSTARRS) es que no tiene cola. ¿y qué raza de gatos tampoco la tiene? Es por eso que a este particular cuerpo se le conoce como cometa Manx.

Referencias:
Inner Solar System Material Discovered in the Oort Cloud (Karen Meech et al, 2016, Science Advances Vol. 2, nº 4).
Unique Fragment from Earth’s Formation Returns after Billions of Years in Cold Storage.
Un fragmento único, originado durante la formación de la Tierra, vuelve tras miles de millones de años congelado.

2 Comentarios

  1. Pablo Orozco dice:

    Me encantan las historias del mundo gatuno y tú relato deja claro la relación que tiene la raza manx con el asteroide en cuestión; los dos sin cola…jeje.
    Buen artículo Antonio.

    1. Anto Anto dice:

      Me alegro que le haya gustado, don Pablo! Un saludo!

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*