Nueva teoría de formación planetaria

En 2014 al conjunto de radiotelescopios ALMA (Atacama Large Millimeter-submillimeter Array) nos ofrecía la espectacular imagen de un disco protoplanetario donde se veía la estrella HL Tau rodeada por un disco protoplanetario surqueado por posibles indicios de planetas en formación (C. L. Brogan et al., 2014, ApJ 808 L3). Ahora, nuevas y más detalladas observaciones apuntan a la existencia de un embrión de planeta, pero en una ubicación distinta, y lo más interesante: formado mediante un mecanismo no contemplado hasta ahora.

Sabemos que los planetas se forman a partir de discos de gas alrededor de estrellas jóvenes. La ‘semilla’ de planeta agrega material próximo creando un surco a lo largo de su órbita. “La imagen de HL Tau que obtuvo ALMA sembraba muchas dudas porque es una estrella demasiado joven para haber formado planetas”, apunta Carlos Carrasco-González, investigador del IRyA-UNAM (Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Autónoma de México) autor del articulo que expone la investigación en The Astrophysical Journal Letters (C. Carrasco-González et al., 2016, ApJ, arXiv:1603.03731).

iaa_hltauri_reduced

A la izquierda se presenta la imagen obtenida con ALMA que muestra los surcos concéntricos que posiblemente indican la presencia de planetas en formación. A la derecha se muestra acercamiento realizado con los datos del VLA que muestra la región central del disco, con una flecha indicando la posición de una aglomeración de polvo que podría ser el embrión de un planeta en formación. El interior de la región central del disco, donde se espera que se formen los planetas de tipo terrestre, solo puede ser estudiado con el VLA. Créditos: Carrasco-Gonzalez, et al.; Bill Saxton, NRAO/AUI/NSF.

Nuevas imágenes obtenidas con el VLA (Very Large Array) pueden tener la solución porque uno de los anillos de material muestra una concentración de polvo que podría constituir un embrión planetario. “Será en esos anillos donde se produzcan inestabilidades que irán acumulando más materia hasta formar planetas”, comenta Guillem Anglada, investigador del IAA-CSIC (Instituto de Astrofísica de Andalucía) que participa en la investigación. La aglomeración de polvo que presenta el HL Tau demostraría la existencia de un mecanismo más rápido para la formación de planetas, mediante una primera fragmentación del disco en anillos, siendo más rápido que en discos homogéneos.

HL Tau es 4.500 veces más joven que el Sol y todavía no ha empezado a quemar hidrógeno. Cuando lo haga, la energía que radie la estrella disipará el disco provocando que ya no se formen más planetas a su alrededor.

Referencias:
The VLA view of the HL Tau Disk – Disk Mass, Grain Evolution, and Early Planet Formation (C. Carrasco-González et al., 2016, The Astrophysical Journal, arXiv:1603.03731).
The 2014 ALMA Long Baseline Campaign: First Results from High Angular Resolution Observations toward the HL Tau Region (C. L. Brogan et al., 2015, The Astrophysical Journal 808 L3).
Un embrión de planeta en torno a la estrella HL Tau muestra cómo puede acelerarse la formación planetaria.
Revolutionary ALMA Image Reveals Planetary Genesis.

1 Comentario

Deja tu comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*